Fábricas convertidas en viviendas

Es una práctica muy de moda en el sector de la rehabilitación de viviendas, de la arquitectura y de la decoración, transformar fábricas antiguas o deshabitadas en auténticas viviendas de tipo loft o industrial, con una estética muy actual, estilo neoyorquino. La realidad es que el resultado es increíble ¡Míralo!

Rehabilitar una vivienda

La tendencia de habitar antiguas fábricas rehabilitadas como viviendas nació en Estados Unidos hace unos cuarenta años, cuando los artistas empezaron a ocupar los almacenes, las fábricas o los talleres abandonados en el centro de la ciudad.

Por estos locales se pagaba una cantidad considerablemente menor que la exigida en el mercado. Estos lugares eran reformados hasta poder convertirse en una zona donde trabajar y vivir a la vez.


Esta tendencia se ha extendido a las principales ciudades de España, sobre todo Madrid y Barcelona
, donde adquirir antiguas fábricas y rehabilitarlas sale mucho más barato que comprar una casa o un piso. ¿Podremos aplicarlo en México?

Las características principales de estas viviendas son los espacios diáfanos, muy abiertos y luminosos, con techos muy altos, grandes ventanales y elementos arquitectónicos a la vista como columnas, vigas o instalaciones eléctricas.

Paredes en ladrillo visto, techos en blanco, cristaleras  sin cortinas y una distribución integrada en espacios únicos. En la mayoría de las ocasiones se habilita una segunda planta con escaleras exentas de diseño minimalista.


En esos casos, en la planta inferior suele instalarse el salón, la cocina y el comedor, con algún baño, sobre todo para invitados. El piso superior improvisado suele aprovecharse para el dormitorio principal y, en ocasiones o fábricas más grandes para todos los dormitorios que puedan habilitarse y el baño correspondiente.

Para disimular una excesiva luz natural y fomentar diferentes ambientes, se suelen instalar cortinas blancas desde lo alto del techo hasta el suelo.

Las cortinas sirven también para separar ambientes y estancias en estas viviendas donde la ausencia de muros es lo más común.

Las cortinas blancas sirven también para aportar calidez a ambientes tan altos y a veces fríos como estos. Se colocan en paredes y rincones cualquiera, consiguiendo también un toque decorativo.

Los conductos de la climatización se dejan a la vista para mantener la estética original de la fábrica y guardar algo de la esencia anterior.


En cuanto a la decoración, los colores gris, negro y blanco son los más utilizados. Sobre el ladrillo visto consiguen ambientes tan ideales como este.

Los elementos arquitectónicos de madera se aprovechan en la decoración de estas fábricas convertidas en viviendas. Marcos de ventanas y puertas, vigas en columnas o techos y suelos originales se restauran y se mantienen tal cual.


Recuerda que antes de adquirir una fábrica o de transformarla en residencia, antes hay que informarse de las cuestiones legales, de que todo está en regla y conforme a la normativa urbanística de la localidad.

La razón es averiguar si la fábrica o local no sólo cumple los requisitos de habitabilidad sino que también puede transformarse en vivienda. Una vez comprobado este factor, tendrás vía libre para comenzar la reforma.

Enlaces Relacionados

Notas Estilo y Decoración

Casas en Venta en D.F
Casas en Venta en Edomex
Casas en Venta en Jalisco
Departamentos en Venta en D.F
Departametos en Venta en Edomex
Departamentos en Venta en Jalisco
Casas en Renta en D.F
Casas en Renta en Edomex
Casas en Renta en Jalisco
Departamentos en Renta en D.F
Departametos en Renta en Edomex
Departamentos en Renta en Jalisco
Desarrollos inmobiliarios en Mexico

 Fuente: Pisos.com