Home » Noticias » Créditos Hipotecarios » Ahorro: el coco de los mexicanos

Ahorro: el coco de los mexicanos


Mariel Zuñiga, Sonia Sánchez, Gustavo Arizpe y Gerardo Sordo, fueron los panelistas del evento.

La educación financiera en México es uno de los temas donde más rezago existe. Como resultado, los mexicanos tienen menor capacidad de cumplir sus planes y sueños, como pagar la escuela media superior de los hijos, cambiar el auto o dar el enganche de su primera casa.

Según el resultado del estudio Cultura Financiera de los Jóvenes en México, 87 % de los jóvenes mexicanos no tiene un ahorro para el retiro, y de ellos, 61 % no ha pensado en ese tema; en la mayoría de ellos, existe además una gran desconfianza hacia los bancos y un desconocimiento general de los servicios financieros.

“Hemos notado que la mayor parte de la gente que nos busca para comprar su casa no tiene el hábito del ahorro, lo que les dificulta adaptarse, no solo a nuestro sistema, sino a cualquiera que implique una compra programada para adquirir un bien inmueble”; declaró Thania Perea, vocera de Tu Casa Express, empresa que en sus 20 años de experiencia en el autofinanciamiento ha demostrado preocupación por inculcar la cultura del ahorro a través de sus planes de previsión y compra de bienes inmuebles.

Para la mayoría de la población, el ahorro representa nuestro seguro para imprevistos, y efectivamente, podemos ocupar nuestros fondos para solventar estos pequeños gastos extraordinarios y no recurrir a los préstamos con intereses o al empeño de nuestras cosas; lo que pocas personas prevén es que a corto plazo cualquier persona puede perder su empleo; y que a largo plazo, las necesidades cambian y la compra de una vivienda cada vez se hace más urgente, al igual que llega el tiempo de pensar en nuestro retiro, pero ¿estamos preparados para eso?

Es cierto que ahorrar requiere de cierta disciplina, pero también es cierto que una persona que está por iniciar su camino al ahorro tendrá un trabajo más difícil si no tiene las herramientas necesarias para hacerlo. Una mínima educación financiera también es necesaria para entender lo que nos pueda ofrecer cualquier institución o servicio de inversión, de hecho cuanto más información se tenga, mejores decisiones se podrán tomar con respecto a nuestra economía.

La clave está en no sólo trabajar por el dinero, si no hacer que ese dinero que ya ganamos trabaje por nosotros.

admin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

Más noticias